Archive | April, 2013

Permanencia de los pueblos originarios frente a la globalización

30 Apr
La comunalidad, una práctica que da prioridad al bienestar común.

La comunalidad, una práctica que da prioridad al bienestar común.

Bertha Rodríguez-Santos
Fotos: UCIZONI

La lengua, la cultura y la cosmovisión indígena que considera que todo lo que existe es sagrado, son las fuerzas que sostienen la resistencia contra las nuevas invasiones que lleva consigo la economía global en México, sobre todo en estados como Oaxaca, Chiapas, Guerrero y Michoacán, coincidieron en señalar especialistas en educación que trabajan en Oaxaca, durante una conferencia realizada el 24 de abril, en Los Angeles, California.

La fase extractivista del neoliberalismo va con todo en México, imponiendo su modelo de negación de la vida y que se expresa en la política del gobierno en los niveles federal, estatal y municipal. Prueba de ello es la llamada reforma educativa, que como explicó Fernando Soberanes Bojórquez, va contra los profesores que están con el pueblo y son llamados disidentes.

Para otro de los ponentes, Benjamín Maldonado Alvarado, “todo lo que fortalece a la vida comunitaria, debilita el poder del estado” y viceversa.

La riqueza cultural de los pueblos permite la supervivencia de los mismos. Entre este acervo se encuentran valores éticos y espirituales así como prácticas milenarias que sustentan a las comunidades indígenas. Entre ellas, la comunalidad definida como un modo de vida de los pueblos originarios de Oaxaca, los cuales están ligados a su territorio aunque se encuentren fuera de él, según el investigador Benjamín Maldonado.

La comunalidad se expresa en la idea dar preponderancia al bienestar comunitario en contraste con el individualismo, lo cual da lugar a prácticas ancestrales como el tequio o trabajo en beneficio colectivo, el sistema de cargos, las asambleas en las que se ejerce la democracia directa, la lengua indígena y otras expresiones culturales.

Estos y otros conceptos ligados a la realidad y las luchas de los pueblos en Oaxaca fueron planteados durante la presentación del libro “Resistencia y Esperanza: el futuro de la comunalidad en un mundo globalizado”, organizado en Los Angeles por el Frente Indígena de Organizaciones Binacionales (FIOB).

En la conferencia participaron Benjamín Maldonado Alvarado, director de estudios superiores del Colegio Superior para la Educación Integral Intercultural de Oaxaca; Fernando Soberanes Bojórquez, coordinador de proyectos alternativos, plan piloto del CMPIO; Beatriz Gutiérrez Luis, profesora de pre-escolar en San Mateo del Mar, Tehuantepec, y Julieta Briseño Roa, antropóloga, profesora y jefa del Departamento Académico en la Dirección de Estudios Superiores del Colegio Superior de Educación Intercultural Indígena de Oaxaca.

Resistencia al neocolonialismo

Proyecto eólico. Foto de UCIZONI

Proyecto eólico. Foto de UCIZONI

El Istmo de Tehuantepec es un ejemplo de los intentos de saqueo y apropiación de recursos por parte de las empresas multinacionales.

Los pueblos de San Dionisio, San Mateo, Santa María y San Francisco del Mar, en el área Ikoots, así como los pueblos binizá de la Colonia Alvaro Obregón, Juchitán y Unión Hidalgo, encabezan un movimiento de resistencia contra un proyecto eólico que consiste en la instlación de 132 aerogeneradores en tierra y aguas de estos pueblos, que se encuentran en la parte sur del Istmo.

El Istmo de Tehuantepec es un área estratégica en el territorio mexicano ya que es la franja más corta que conecta al golfo con el pacífico.

La empresa Mareña Renovables, dispone de una inversión de alrededor de mil millones de dólares para el proyecto eólico. Entre sus inversionistas se encuentran el Fondo Australiano Macquarie, la japonesa Mitsubishi y el holandés PGGM o Fondo de Pensiones. También aparecen como inversionistas las empresas FEMSA, OXXO, Heineken y 15 bancos, entre ellos el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

En lugar de consultar a las comunidades de estos pueblos, a través de asambleas como es la norma en los pueblos indígenas, Mareña Renovables negoció por separado con algunas de las autoridades.

“Con el pretexto de generar energía limpia se está llevando a cabo el despojo de tierras. Están ofreciendo cien pesos por hectárea por renta anual de tierras y argumentan que son tierras ociosas”, indicó la profesora Beatriz Gutiérrez.

Hace poco se registraron varios enfrentamientos entre integrantes de la colonia Alvaro Obregón y la policía cuando los primeros protestaban en contra del proyecto eólico. Varios líderes fueron arrestados y resultaron heridos.


Lo sagrado no se vende

En la cosmovisión indígena todo su entorno es sagrado. Por ello, los pueblos originarios se sienten comprometidos a defender su territorio: el mar, el viento y todos los recursos naturales que hay en el cielo, sobresuelo y subsuelo.

En lengua Umbëyetz, abunda la profesora, existen como 15 tipos de viento, todos los cuales tienen vida propia y personalidad: el viento travieso que levanta la falda a las mujeres, el viento fuerte, el viento tonto, la sagrada frescura… “Nosotros jamás pensamos que el viento se pudiera llegar a vender”, apunta.

En el territorio existen además, alrededor de 30 centros ceremoniales, entre ellos el de Paso Tileme al que cada año las autoridades municipales acuden a pedir abundancia para el pueblo, para que haya buena pesca. Se dirigen a los peces, los camarones, a las tortugas y a los insectos.

Las torres para generar energía eléctrica, aprovechando las grandes corrientes de aire en la zona, afectarían a los agricultores y ganaderos de un área de Juchitán así como a los pescadores de la barra Santa Teresa. En tierra firme, esas torres impedirían la siembra así como la cría de ganado. Afectaría a las aveces y la flora local.

Los que serán instalados dentro del mar muerto, acabarían con el mundo marítimo, exterminando las especies que han sido la base alimenticia de estos pueblos durante siglos. El proyecto eólico afectaría a alrededor de 50 mil Ikoots y Binizaa, calcula la profesora.

“Todo para nosotros es sagrado”, insiste Beatriz Gutiérrez quien agrega que la defensa de la identidad y del territorio indígrenas significa la sobrevivencia de los pueblos.

“¿Si no tenemos el mar, la tierra, que le vamos a enseñar a los niños?”, se pregunta la maestra quien considera que al perder el territorio, los indígenas pierden la cultura y la lenga originaria. Dice que por ejemplo, en su idioma el Ikoots o huave, los animales y objetos, aparte de rasgos visuales tienen características asociadas al tacto, así por ejemplo, los peces tienen colores y texturas.

“Si ya resistimos más de 500 años con la lengua, la asamblea, el sistema de cargos, por lo menos hay que decir ‘no’ y no quedarnos con los brazos cruzados. Tenemos que denunciar, dinfundir en otros lugares, protestar, buscar pronunciamientos de apoyo que demuestren que no estamos solos”, concluye la profesora.

Ponentes en la conferencia en Los Angeles

Ponentes en la conferencia en Los Angeles

Defensa cultural

Fernando Soberanes considera que las resistencias a los cacicazgos y políticas dañinas para los pueblos, las encabezan los pueblos indígenas en Chiapas, Guerrero, Michoacán, pero sobretodo, en Oaxaca. En esta entidad, los profesores de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) que son la corriente democrática del sindicato SNTE, durante décadas han dado la batalla por hacer que los programas educativos sean en beneficio de los pueblos.

Soberanes también se refiere a los esfuerzos para preservar la educación en idiomas indígenas, a pesar de las políticas educativas que buscan desaparecer las lenguas.

Dijo que de los 73 mil maestros que imparten clases en Oaxaca, 14 mil son de educación bilingüe. El papel del magisterio democrático ha sido decisivo en las luchas por los derechos de los pueblos. Ellos fueron una base importante durante el levantamiento cívico de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), en el 2006.

El movimiento magisterial, agrega Soberanes, también es muy fuerte en Guerrero en donde en coordinación de la policía comunitaria, los maestros se pronuncian en defensa de la comunidad.

“Hay una fuerte resistencia desde la educación, desde la cultura, desde la lengua”, afirma Soberanes.

El profesor comenta que a pesar de que la población oaxaqueña le apostó al cambio al respaldar a Gabino Cué Monteagudo, y aunque su gobierno ha sido cuidadoso de no enfrentarse al magisterio oaxaqueño, el presente gobierno “está entregando los recursos…seguirá la entrega de mineras, proyectos eólicos, invasión de transgénicos, el desarrollo de campañas contra el hambre con uso politico…”.

Fernando Soberanes analiza que todas las reformas impulsadas por el gobierno federal van en contra de los intereses de la población, por lo que es necesario “blindarnos” con las prácticas comunitarias.

Sostiene que en los hechos, los pueblos continúan en la defensa de su cultura, lo cual es evidente en los proyectos de educación alternativa y del rescate de las lenguas.

La antropóloga Julieta Briseño, dijo que las lenguas indígenas han sido sistemáticamente atacadas desde el sistema educativo. Esa es una razón por la que actualmente la identidad indígena ya no se basa en la lengua.

El papel de los migrantes

Para Benjamín Maldonado la lucha de los pueblos solamente se limitan al ámbito cultural sino también es política “de poder recuperar el control comunitario”, por ejemplo en el ejercicio de la autonomía. “ A través del conjunto de proyectos comunitarios. La autonomía no será lograda por decreto. La vida autónoma, como lo veía Magón, se puede sustentar en la forma de vida de los pueblos”.

Agrega que la comunidad indígena oaxaqueña es una comunidad territorial. “No sólo los que viven allá es gente ligada a su territorio, también lo están los que están fuera”.
En ese sentido, los migrantes fortalecen la vida de la comunidad ya que están al servicio de los intereses de la comunidad.

Coincide Soberanes al destacar el impacto e influencia de las comunidades que han emigrado de Oaxaca hacia el Distrito Federal, al noroeste de México y hacia Estados Unidos. “Como migrantes no pierden la relación con su comunidad”, observa.

De este lado, integrantes del comité local del FIOB, están realizando talleres para rescatar el zapoteco de la sierra. En dichos talleres participan jóvenes, hijos de indígenas, que nacieron en Estados Unidos.
http://fiob.org

Más información sobre el proyecto eólico:
http://poligrafodigital.com/2013/04/23/diodoro-carrasco-gerardo-cajiga-estrada-y-genaro-borrego-a-la-caza-de-la-energia-eolica/

Advertisements

Precariedad en campos agrícolas de San Diego, exige apoyo para jornaleros

30 Apr
Don Alejandro. La vida de jornalero lo ha llevado a dormir bajo los árboles y a vivir en los cerros

Don Alejandro. La vida de jornalero lo ha llevado a dormir bajo los árboles y entre los cerros

Bertha Rodríguez

Fotos: Antonio Nava/eltequio.com

Para llegar a la pequeña choza, hay que trepar por una tabla inclinada a modo de escalera. La tabla fue colocada para evitar las serpientes de cascabel que abundan en el campo. Don Alejandro, de unos 60 años, muestra el lugar en que vive a los visitantes. Estos le llevan unas bolsas con despensa recolectadas para ayudar a los trabajadores del campo del condado norte de San Diego, ahora que enfrentan escasez de comida.

En el interior de la casita, hay una cocina, un baño y una cama. Destaca una imagen de la virgen de Guadalupe que es alumbrada por una vela. Don Alejandro, originario de Chapala, Jalisco, dice a los visitantes que ahora está mejor pues cuando entró a Estados Unidos por última vez, tenía que dormir bajo los árboles.

Al igual que don Alejandro, decenas de jornaleros que laboran en los campos de los alrededores de San Marcos, Carlsbad, Oceanside, Vista y otras ciudades del condado norte de San Diego, construyen sus chozas con pedazos de madera, cartones y bolsas de plástico.

Al principio, lo único visible a los ojos de los visitantes son los extensos cultivos de flores, tomate y fresas. También se observa a los trabajadores inclinados sobre los surcos, cosechando esos productos.

Los hogares de estos campesinos están escondidos en los cerros y en los alrededores de los viveros y campos de cultivo en los que trabajan. Para llegar a las casas de estos trabajadores agrícolas hay que caminar por brechas de terracería y escalar peñascos. Silvia Ventura Luna, coordinadora binacional de Asuntos de la Mujer del Frente Indígena de Organizaciones Binacionales (FIOB) fue parte de un equipo de 13 personas que el domingo 28 de abril, recorrieron tres ranchos del condado norte de San Diego para entregar “lo más escencial” a los jornaleros.

Cerca de los campos de cultivo de San Marcos

Cerca de los campos de cultivo de San Marcos


En uno de los asentamientos cerca de la ciudad de San Marcos, los voluntarios del FIOB caminaron un largo trecho y pudieron escuchar el ruido de las serpientes de cascabel. Cargaron la comida en mochilas y ayudados por cuerdas pudieron subir un peñasco. Arriba había dos casitas donde duermen los trabajadores. Los jornaleros son hombres jóvenes y adultos que viven sin sus familias.

Entre las personas que recibieron el apoyo por parte del FIOB había indígenas mixtecos de Oaxaca y Guerrero, así como amuzgos también de Guerrero. Igualmente había personas procedentes de otras partes de México e incluso encontraron a un tailandés a quien de igual manera, entregaron una bolsa con despensa.

El condado norte de San Diego es una región de contrastes: los trabajadores que cosechan las frutas y vegetales que inundan los supermercados de las ciudades, se quedan sin comer en ciertas temporadas del año. Mientras que los migrantes tienen que dormir en zanjas o surcos de los campos de cultivo, bajo los árboles o en chozas fabricadas con tablas, cartón y plástico, los dueños de los ranchos viven en mansiones cerca de los campos agrícolas. Es el caso de la ciudad costera de Carlsbad, donde a unos 20 minutos se encuentra Del Mar, una afluente playa y uno de los destinos preferidos de la gente adinerada.

Escasez de alimentos para quienes ayudan a producir en los campos en EU

Escasez de alimentos para quienes ayudan a producir en los campos de EU

La escasez y el apoyo

Con frecuencia, el mixteco José González reúne comida y artículos de primera necesidad para llevar a los jornaleros. Por ser él mismo un migrante que vivió bajo los árboles cuando llegó a Estados Unidos hace más de 30 años, el líder indígena siente el compromiso moral de ayudar a los trabajadores del campo.

En la actualidad, José González es vice coordinador binacional de la organización FIOB mejor conocida como el “Frente Indígena”. El FIOB es una organización binacional con alrededor de cinco mil miembros en Oaxaca, Baja California y California, Estados Unidos. En este último estado, el FIOB tiene comités locales en San Diego, Los Angeles, Fresno, Madera y Santa María.

Integrantes del comité del FIOB en Los Angeles iniciaron una campaña de recolección de alimentos del 12 de marzo al 27 de abril y apoyaron este esfuerzo representantes del Centro Binacional para el Desarrollo Indígena Oaxaqueño (CBDIO), con sede en Fresno.

La recolección de alimentos también fue posible gracias a la cooperación personal de miembros del FIOB, la comunidad oaxaqueña y otros residentes de la ciudad. A través de la campaña se pudieron reunir alrededor de 60 bolsas de plástico dotadas de arroz, frijol, comida enlatada, jabón, pasta de dientes, cerillos y café, entre otros artículos de primera necesidad.

José González, quien reside en Oceanside, comenta que en diferentes temporadas del año, los trabajadores del campo enfrentan escasez de comida. La mayoría de los jornaleros se quedan sin trabajo o laboran pocas horas y por lo tanto, se quedan sin dinero. En el caso de los jornaleros visitados, estaban sin trabajo pagado desde el mes de febrero y apenas comenzaron a ser contratados. Cuando llega el tiempo de siembra, poda, o cosecha, los trabajadores laboran incluso los domingos, como ocurrió en esta ocasión.

Las visitas de José Gonzalez a los campos de cultivo las hace periódicamente. En la temporada de invierno, les lleva cobijas, ropa y chamarras.

Invariablemente, los campesinos muestran su agradecimiento de que haya personas que no se olvidan de ellos.

La importancia de contar cuentos de nuestra cultura a los niños

30 Apr

Ba’ Du’ Gui Ñapa Luuna/ El niño que no tuvo cama. Cuento de Natalia Toledo con ilustraciones de Francisco Toledo

Ba’ Du’ Gui Ñapa Luuna/ El niño que no tuvo cama. Cuento de Natalia Toledo con ilustraciones de Francisco Toledo


Bertha Rodríguez

Es necesario que los padres dediquen tiempo de calidad a sus hijos y puedan -como en el caso de las familias migrantes oaxaqueñas-, mostrar a los niños
una mirada de un mundo que no conocen, una cosmovisión particular que viene de culturas milenarias, recomienda la poeta y escritora juchiteca Natalia Toledo quien se encuentra en Los Angeles para presentar su libro Ba’ Du’ Gui Ñapa Luuna (El niño que no tuvo cama), así como hacer presentaciones junto al poeta Víctor Cata.

El libro, escrito en zapoteco del istmo (Diidxazá) y español e ilustrado por el padre de la autora, el maestro Francisco Toledo, narra una historia familiar en la que los protagonistas son el bisabuelo Benjamín Puli y Francisco López Orozco conocido como Chico Mín (el abuelo de Natalia, en su infancia).

En los años 20, Benjamín Puli, era un zapatero con mucha demanda en Juchitán, en la zona sur del Istmo de Tehuantepec, Oaxaca. Tenía ocho hijos y todos dormían sobre la piel de vaca que el zapatero utilizaba para fabricar calzado. En la medida en que los clientes se mandaban a hacer un par de zapatos, los hijos de Benjamín se quedaban sin cama.

Una noche, el niño Chico Mín sueña a las vacas, dueñas de esa piel, que le exigen que les ayuden a cambiar su historia. Este cuento, al igual que “La muerte pies ligeros” y el “Cuento de Conejo y Coyote”, que Natalia Toledo ha publicado en colaboración con su padre, son parte de la tradición oral de los zapotecos, que es una de las bases de esta cultura indígena.

Riqueza cultural

“A mí me gustaría que se recuperaran espacios como los que existían en nuestra infancia, en los que los mayores transmitían la cultura a los niños, en los que dedicaban tiempo para hablarles de historias que vienen de épocas antiguas”, afirma la escritora.

Natalia Toledo se considera afortunada porque desde pequeña sus padres le contaron cuentos, le hablaron de su cultura, aprendió juegos y a desarrollarse con mucha libertad. Comenta que en Juchitán, por ser un pueblo en el que destaca el arte, la música y las fiestas pero también el comercio, los niños aprenden a ser independientes y a valerse por sí mismos económicamente, desde temprana edad.

Cuenta que hace poco impartió un taller infantil en la comunidad de Guidxiró, Oaxaca, en donde vio reflejada la infancia juchiteca. Describió a los menores como niños juguetones y libres. “ Esos niños hablan, opinan y si algo no les gusta, lo dicen. Ellos cuestionan”, comenta.

Natalia Toledo valora el hecho de que aunque los hijos de migrantes indígenas nacieron o están creciendo fuera del entorno cultural de sus padres, tienen la ventaja de poder comunicarse en tres idiomas como es el caso de los niños y jóvenes que hablan inglés, español y zapoteco.

Sostiene que a través de la lengua se transmiten palabras sabias. Es como escarbar en el corazón de otra persona y compartir la riqueza de las culturas, ya sea en zapoteco, español o en cualquier otro idioma.

La poeta juchiteca platica que ella misma ha sido migrante ya que desde los ocho años, dejó su ciudad natal para vivir en el Distrito Federal, lugar donde reside hasta la fecha.

Comenta que a través de la escritura, intenta reconstruir su historia, “juntar mis pedacitos”. Al compartir sus cuentos y poemas espera contribuir a la transmisión de la riqueza cultural zapoteca.

“Si cuentas con tu lengua materna, si puedes vestirte con los trajes tradicionales, y comer lo que produce la tierra, cambias absolutamente todo, la sintaxis de tu cabeza es otra”, afirma Toledo.

El libro es publicado por Alas y Raíces de Conaculta y la Secretaría de las Culturas y las Artes de Oaxaca.

En Los Angeles, Natalita Toledo hará una lectura de su trabajo junto al poeta Víctor Cata, el próximo 10 de mayo, a las 18:00 horas en el centro legal APLC, localizado en 1145 del Bulevard Wilshire.

La escritora está disponible para entrevistas de prensa en Los Angeles, este martes 30 de abril a las 15:00 horas, en la oficina del Frente Indígena de Organizaciones Binacionales (FIOB), localizada en el 2858 W. 8th Street, Suite B, Los Angeles, CA 90005. Teléfono (213) 251 84 81

Jornada internacional para exigir garantías para periodistas mexicanos

28 Apr
Foto de Archivo. Mayo 4, 2012. Voice of America

Foto de Archivo. Mayo 4, 2012. Voice of America

Bertha Rodríguez

Como cronistas de la historia en movimiento, los periodistas mexicanos han pasado de ser los protagonistas de un oficio otrora fascinante, a uno de los más peligrosos del mundo. Si antes ser periodista le daba al comunicador cierto prestigio y privilegios, ahora desempeñar ese trabajo se ha convertido en una especie de condena. Salir del país, vivir bajo el constante riesgo de ser violentado por el crimen organizado, los intereses de poder y el gobierno, o morir en la pobreza, pareciera ser la suerte de los periodistas.

Desde el 2000 a la fecha, han sido asesinados alrededor de 70 periodistas en México mientras que decenas han tenido que salir del país.

La violencia en contra de los comunicadores se recrudeció en el sexenio de Felipe Calderón, quien en el 2006, al asumir la presidencia, declaró la guerra al narcotráfico. Los carteles arreciaron la violencia en la disputa por las plazas y en este proceso cayeron más periodistas a manos del crimen organizado.

Anteriormente, como menciona la periodista y escritora Marcela Toledo, si decías que eres periodista, todo mundo quería ser tu amigo, además de que el periodismo representaba una carrera muy interesante. De hecho, hace algunos años en México era una opción de los periodistas si aceptaban sobornos por parte de los grupos de poder. Sin embargo, después vino la política de “plata o plomo” y luego esas dos opciones desaparecieron.

Algunos periodistas mexicanos han solicitado asilo político a Estados Unidos y a algunos se les ha concedido. Otros, simplemente han emigrado como cualquier persona.

Organizaciones defensoras de los derechos humanos de los periodistas han declarado en años recientes a México como el lugar más peligroso para ejercer el periodismo, incluso aún más peligroso que países en guerra como Irak o Afganistán.

Ante esta situación y a un año del asesinato de la corresponsal de la revista Proceso en Veracruz, Regina Martínez, periodistas mexicanos y defensores de derechos humanos realizaron este domingo 28 de abril, una jornada de protesta que incluye marchas y actos simbólicos para exigir al gobierno mexicano justicia para los periodistas asesinados y desaparecidos “y en solidaridad con quienes todos los días luchan contra el silencio y la impunidad”. Garantías para el ejercicio periodístico, es otra de las demandas principales.

Las acciones se llevaron a cabo en ciudades de Veracruz, Chihuahua, Jalisco, Morelos, Oaxaca, Chiapas, Distrito Federal y Los Angeles, California.

En esta última ciudad, la campaña consistió en emitir una carta firmada por alrededor de 30 periodistas locales. Igualmente, durante la marcha del primero de mayo en Los Angeles en demanda de una reforma migratoria, un grupo de periodistas portaremos pancartas para denunciar la grave situación de nuestros colegas en México. Antes de que arranque la marcha programada a las 16:00 horas, se presentará la obra de teatro “Silenced Screams” o Gritos Acallados, escrita por la periodista Marcela Toledo y que refleja la situación de violencia en contra de los periodistas en México.

A continuación, la carta distribuida a los medios de comunicación locales y difundida por las redes sociales por parte de periodistas en Los Angeles.

DESDE LOS ÁNGELES, PEDIMOS PROTECCIÓN Y JUSTICIA

PARA PERIODISTAS EN MÉXICO

Los Ángeles, California, 28 de abril de 2013

A nuestros colegas en México, con afecto

A las autoridades mexicanas en los tres niveles de gobierno

A la opinión pública

Quienes firmamos este documento, periodistas mexicanos, latinoamericanos y estadounidenses que trabajamos en medios de comunicación en Los Ángeles, nos sumamos a Un día por el Periodismo, Jornada de Defensa por la Libertad de Expresión. Expresamos nuestra solidaridad con nuestros compañeros en México que a diario ponen en riesgo la vida para ejercer su profesión, así como con los familiares de quienes han sido asesinados y desaparecidos sin que se haga justicia.

A un año del asesinato de la periodista Regina Martínez, corresponsal de la revista Proceso en Veracruz, y cuando otros nombres se han sumado a la lista de muertos y desaparecidos en ese estado en menos de tres meses, lamentamos la falta de acción por parte de quienes están a cargo de hacer justicia en esa entidad, para investigar y castigar a los culpables en los casos de periodistas que han sido agredidos.

Ya no es noticia que en México ejercer el periodismo puede costar la vida y que la impunidad es una situación común. Todos los días escuchamos la información que llega a través de nuestros compañeros en ese país, muchos de los cuales son nuestros amigos, nuestra familia. Nos enteramos de los casos de asesinato, de las denuncias de quienes son amenazados, de quienes sufren persecución por parte de aquellos a quienes investigan, de las agresiones por parte de las autoridades, el acoso del crimen organizado e incluso las amenazas de los empleadores a sus reporteros y editores. Hemos visto cómo nuestros colegas que salen a la calle tienen que hacerse cargo de su propia seguridad. Recibimos en California, Texas y otros estados, a quienes tienen que huir para salvar la vida ante las amenazas dejándolo todo atrás, como si ellos fueran los criminales.

Pedimos a las autoridades de los tres niveles de gobierno en México que emprendan acciones concretas para proteger el ejercicio del periodismo y para hacer justicia en los casos de quienes han sido asesinados o están desaparecidos. Por nuestro derecho como periodistas a informar, y por nuestro derecho como sociedad a ser informados, nos sumamos a esta acción y extendemos la mano a nuestros colegas para recordarles que no están solos. Que no falte ni uno, ni una más.

Atentamente,

Periodistas de Los Ángeles y sur de California (ver firmas anexas)*

Lucero Amador, reportera, La Opinión
Cesar Arredondo, presidente de la Asociación Nacional de Periodistas Hispanos, capítulo Los Ángeles (NAHJ-LA)
María Luisa Arredondo, fundadora y directora ejecutiva de Latinocalifornia.com
Zamná Ávila, asistente de editor de Random Lengths News. San Pedro, CA.
José Luis Benavides, profesor de periodismo, California State University Northridge, Los Ángeles
Agustin Durán, editor de noticias, HOY Los Ángeles
Manuel Gayol, editor, La Opinión
Ricardo Hernández, periodista, Los Ángeles
Victoria Infante, periodista, HOY Los Ángeles
Gabriel Lerner, director editorial, Huffington Post Voces
Antonio Mejías-Rentas, editor metropolitano, La Opinión
Yurina Melara, reportera y columnista, La Opinión
Fernando Mexía, corresponsal de la Agencia Efe, Los Ángeles
Marilú Meza, Reportera y productora de 24/7 News Source
René Miranda, fotógrafo independiente
Claudia Núñez, periodista, Los Ángeles
María Ortiz-Briones, reportera de salud, Vida en el Valle. Fresno, CA.
Katia Ramírez-Blankley, periodista independiente, La Opinión/Impremedia
Henrik Rehbinder, editorialista, La Opinión
Bertha Rodríguez-Santos, periodista independiente, colaboradora de LatinoCalifornia y bloguera de Alta Frecuencia.
María Teresa Sarabia, Estrella TV/National news, Revista TN Digital
Diego Sedano, director, Malaespina Producciones
José Luis Sierra, Productor, Noticiero nacional MundoFox
Rubén Tapia, director de Enfoque Latino, KPFK 90.7 FM Los Ángeles
Marcela Toledo, escritora, traductora, productora.
Eileen Truax, periodista independiente, directora de medios en español de la Asociación Nacional de Periodistas Hispanos, capítulo Los Ángeles (NAHJ-LA)
Aitana Vargas, Reportera, Los Ángeles, CA.
Rosario Vigil Aguilar, productora y conductora, Nuestra Voz en la Salud KPFK 90.7 FM Los Ángeles
*El nombre del medio o la organización para la que colabora cada periodista se ha incluido únicamente con propósitos de identificación. Los periodistas no representan la postura de su medio.

Ordenan cierre de planta contaminante que afecta al sureste angelino

24 Apr
Planta de Exide en Vernon. Foto: egpnews/Nancy Martínez

Planta de Exide en Vernon. Foto: egpnews/Nancy Martínez

Bertha Rodríguez
El Departamento de Control de Substancias Tóxicas de California (DTSC) ordenó hoy a la planta de reciclaje de baterías Exide, localizada en Vernon, California, suspender sus operaciones luego de que los directivos de ésta han hecho caso omiso de reducir contaminantes, principalmente plomo y arsénico, que ponen en riesgo la salud de residentes de varias ciudades del sureste angelino.

Anteriormente, el Distrito de Control de Calidad del Aire (AQMD) de la Costa Sur, había girado un ultimátum a la empresa Exide Techonologies para reducir sus emisiones contaminantes luego de que varios estudios demostraron que los tóxicos podrían causar cáncer, problemas respiratorios y otras enfermedades afectando a alrededor de 110 mil habitantes de Vernon, Maywood, Huntington Park, Commerce, Boyle Hights y una parte del este de Los Angeles.

La orden girada hoy por DTSC, entra en vigor inmediatamente, informó la agencia gubernamental mediante un comunicado de prensa. “La protección de la salud de la comunidad y al medio ambiente es primordial”, indicó la directora de DTSC, Debbie Raphael. “ Esta orden pone un alto a las emisiones que son completamente inaceptables”, agregó.
La planta, que opera en el 2700 S. de la Calle Indiana en Vernon, recicla plomo extraído de baterías de automóviles y otras fuentes. Cerca de 22 millones de baterías de carros son recicladas al año en la planta.

Recientes reportes presentados por los directivos de la empresa a DTSC muestran que las tuberías de los deshechos peligrosos subterráneos no cumplen con los requirimientos del estado de California, además de que emiten metales tóxicos que van hacia el agua, creando un riesgo de contaminación al medio ambiente.
Las violaciones derivadas de la emisión y manejo de residuos peligrosos descubiertos en el reporte de la AQMD indican que la planta representa un riesgo muy grande para la población del área.

“Esta nueva información nos da una clara evidencia de que esta suspensión es necesaria”, afirmó Brian Johnson, director del Promaga de Manejo de Residuos Peligrosos del DTSC. “Después de que se dio a conocer la última información sobre las condiciones de las tuberías subterráneas, además del reporte de SCQMD, el DTSC está convencido de que la acción más responsable es suspender la operación de la planta”.
Esta orden exige a Exide demostrar que puede operar sin ponen en riesgo significativo la salud de los residentes del área y que puede dejar de emitir residuos peligrosos en sus tuberías antes de que sea levantada la suspención.

Anteriormente, el concejal de Maywood, Felipe Aguirre dijo a esta reportera, que la población más vulterable a estos contaminantes son los niños y los ancianos. De hecho, relató que hace varios años el asistente del director de la escuela primaria Loma Vista reportó que muchos niños registraron altos niveles de plomo al serles practicadas pruebas de sangre.

DE acuerdo al AQMD, el plomo ataca los sistemas nervioso y reproductivo, causa cambios cognitivos y de conducta e incrementa los riesgos de desarrollar cáncer. Los menores están más expuestos a ser afectados ya que el plomo se acumula en el cuerpo y puede afectar su coeficiente intelectual (IQ). También causa anemia. Por otro lado, el arsénico es altamente tóxico, irritante y carcinógeno en humanos.

Silenced Screams: el Grito de Periodistas Mexicanos Asesinados en la Guerra Contra el Narco

24 Apr

Equipo completo de Silenced Screams: actores, guionista y directora.

Equipo completo de Silenced Screams: actores, guionista y directora.


Bertha Rodríguez

Y la voz silenciada de los periodistas mexicanos, cruzó la frontera.

Desde el año 2000, 80 periodistas has sido asesinados en México; 14 han desaparecido desde el 2003 y 31 fueron obligados a salir de su lugar de residencia en los últimos dos años debido a las amenazas del crimen organizado. Desde el 2011, 172 instalaciones de medios de comunicación han sido quemadas, atacadas con granadas y asaltadas por grupos armados que secuestraron, asesinaron o hirieron a personas y dañaron equipo…Han asesinado a voceros de prensa y sus familias…

Esta es la narración con que Hermes (Daniel Ferreira), un reportero de la fuente policial en la ciudad de México, inicia la obra de teatro “Gritos Acallados” (Silenced Screams), que fue estrenada en el Teatro Arena de la Universidad de California Los Angeles, el pasado sábado 20 de abril.

Libertad (Ayaneri Reyes) personifica a una guapa reportera de conocido periódico mexicano y colega de Hermes. A través de sus historias, ambos personajes muestran la situación que enfrentan los periodistas mexicanos a raíz de la llamada guerra contra el narcotráfico emprendida por Felipe Calderón en el 2006, al inicio de su sexenio, pero cuyos efectos y estrategia continúan siendo evidentes en la presente administración.

Decenas de periodistas muertos, desaparecidos y exiliados, es el resultado del recrudecimiento de las formas en que operan carteles y grupos del crimen organizado como consecuencia de la política oficial contra el narcotráfico. Enmedio de toda la violencia, se encuentran los encargados de llevar día a día la información al público.

“- ¿Viste las fotos de los blogueros colgando del puente? Ella colgaba de pies y manos; con las vísceras colgando de fuera. El estaba colgado de manos pero le salía un hueso de un brazo, casi separado del hombro”, comenta Libertad.

– ¡Ya párale, mujer! Me encantan los tacos de tripa. Responde Hermes y este detalle de humor negro ayuda al público a relajarse un poco.

“ ¡Esto es surrealista! Ya no conozco este país. ¡Es un infierno! ¿Dónde está la libertad de expresión? ¿Dónde quedó la justicia?”, continúa el intercambio agitado entre los jóvenes reporteros.

La pieza teatral representada en inglés y salpicada con algunas expresiones en español, se desarrolla en la redacción de algún periódico mexicano. Ahí se escuchan las voces de tres fantasmas de periodistas asesinados (en la obra se ve a tres personajes que visten de negro) y el personaje que representa a un editor que colabora con el crimen organizado. Por otra parte, aparece el personaje de Alfa XL, líder de una despiadada organización criminal y dos sicarios.

Marcela Toledo, la autora de la obra de teatro, trabajó durante varios años como reportera para diversos periódicos y estaciones de radio en la capital mexicana por lo que conoce a fondo los niveles de violencia a los que están expuestos los periodistas.

Una de las reflexiones que despierta la puesta en escena es que la sociedad mexicana “se está acostumbrando a ver muertos en las calles”. Toledo argumenta: “Se está aniquilando a los periodistas. Toda la violencia se está viendo cada día como algo normal, se tiende a una deshumanización”.

Además, Marcela Toledo considera que no solamente se trata de los ataques en contra de los periodistas sino que se atenta en contra de la libertad de expresión.

Aunque Marcela Toledo ha vivido en los últimos 15 años en Chicago y California (donde ha ejercido el periodismo en prensa escrita, radio y televisión), la situación que enfrentan los periodistas de su país de origen le concierne.

“Ahora con el cambio de presidente estamos peor todavía porque se ha dejado de reportar palabras. Ya no se mencionan las palabras crimen, violencia o narcotráfico”, comenta.

Toledo, destaca la labor periodística a la que metafóricamente compara con el canto de las aves. “La gente no se está dando cuenta que los periodistas son como los pajaritos que están cantando. Si dejan de cantar ya no hay sonido, queda todo seco”.

Toledo, quien cursa una maestría en Bellas Artes, en CalState University Los Angeles, planea ampliar la obra (la primera versión dura media hora) y presentarla en teatros locales en el estado, pero también en Chicago y Texas donde varias personas le han solicitado que la lleve a sus ciudades. Igualmente, planea hacer la obra en español y llevarla tanto en inglés como en español, a todos los lugares donde se pueda difundir el mensaje.

En la puesta en escena participan actores profesionales así como estudiantes de maestría en bellas artes (MFA) en televisión, cine y teatro, y es parte del programa anual de la MFA de CalState. Actúan Daniel Ferreira, Ayaneri Reyes, Ingrid Sanabria, Monique Morton, Evelyn Ortiz, Iván Villanueva, Brandon Jyrome Jones y Kimberly Tran. La obra es dirigida por Leah Brown.

Nota aclaratoria: Aunque las cifras señaladas al inicio de esta nota no han sido confirmadas, los números que reflejan diferentes reportes están muy cerca. De acuerdo al Comité de Protección a Periodistas, desde 1992 a la fecha, han muerto en México 71 periodistas (http://cpj.org/killed/americas/mexico/). De cualquier manera, los números reflejan una grave situación para el gremio periodístico.

Para contactar a la autora de la obra, Marcela Toledo: amatoledo@yahoo.com

Más que espectadores, Café Tacuba convierte a su público en protagonista de un viaje

20 Apr
Café Tacuba. The Glass House, Pomona, CA

Café Tacuba. The Glass House, Pomona, CA

Bertha Rodríguez

Divertido y juguetón, urbano e incitador de ideas, Rubén Albarrán y su banda, Café Tacuba, entran al escenario con una fuerza que inicia la fricción de pieles y más allá de ellas. La banda de rock mexicano comparte un viaje a través de sus rolas pero cada experiencia es diferente.

Nunca las he visto en mi vida pero estoy muy cerquita de ellas, siento la tibieza de sus brazos desnudos. Están ahí prendidas, alegres y dispuestas a pasarla bien. Ellas son las más expresivas, las que más quieren estar cerca del stage. A ellos los percibo expectantes aunque animados. Cada quien…

Aparece la banda y con su sola presencia enciende los ánimos. El contacto comienza desde que el vocalista saluda, al tiempo que los músicos activan sus instrumentos. El rito gregario comienza y todos son parte de él. Cada rola es un viaje, una historia explícita y latente. Una excusa para brincar y bailar como se nos de la gana.

Los que bailan y los que tocan parecen viejos amigos. Como si se conocieran desde que los tacubos inventaron sus ritmos, aunque en el público hay varios adolescentes que supieron de la banda a través de sus padres.

Nunca las he visto en mi vida y quizá nunca las vea otra vez. Sin embargo, compartir el espacio hace sentir una vibra de simpatía. El olor a flores se mezcla con el sudor y la fricción, con Baile de Salón.

Rubén Albarán. "Déjate Caer"

Rubén Albarrán. “Déjate Caer”

Los cuerpos se vuelven uno. Olas densas y altas. El cuerpo-muchos gira en el aire impulsado por una fuerza que está ahí para hacerlo, y luego adquiere la ligereza de los copos de nieve que caen sobre una ciudad sin límites.

(Es un viernes de abril en The Glass House de Pomona, al cual entro por primera vez). El Fin de la Infancia es eso: una muestra de la fusión del rock, ska y música mexicana, y todos se alborotan como si fuera la primera vez.

Termina un ritmo y sigue otro. Varias chicas experimentan un impulso tan fuerte que las lanza hasta el escenario donde son recibidas por Rubén, quien las toca y las suelta para que bailen la danza del sol en plena noche. La Chica Banda las desliza por el piso, impulsa sus brazos en movimientos rápidos hacia arriba y a los lados, mientras que los pies les hacen girar el cuerpo.

Entre rola y rola, coreadas y bailadas por el público que desde el principio es más que un receptor sino parte de toda la actuación, el vocalista principal de Café Tacvba expresas sus ideas, lo cual es festejado por los presentes. Habla de cuidar la naturaleza y de aprender de los pueblos indígenas. Se refiere a las luchas de los estudiantes en Chile, en México y hasta las de Pomona.

“Todos aquellos que saben leer entre líneas y que no se creen todas las pendejadas que les enseñan en la escuela… Ya desde que empiezan a trabajar para las corporaciones porque una vez que empiezan a chambear con ellos ya se chingaron. Les lavan el cerebro y empiezan a querer nadamás un coche, una casa y se quieren casar y tener hijitos y quieren tener una gran computadora y quieren tener un gran teléfono que haga muchas chingaderas… pura mamada”, dice sin música de fondo.

Inmediatamente canta: “Ya chole chango chilango/ qué chafa chamba te chutas/no checa andar de tacuche y chale con la charola/…”, la mayoría canta en caló capitalino.

"Me he enamorado de una chica banda..."

“Me he enamorado de una chica banda…”

Vienes más rolas. Siguen los gritos. Vienen más brincos. Enmedio de una cultura del individualismo, Rubén (que esta vez no viste falda o camisetas con pechos de mujer pero sí viste un gorro de gallo que luego avienta al público cuando canta Déjate Caer), invita a los desconocidos a tocarse, a abrazarse porque en la sociedad se nos enseña a ser distantes, apartados y con muchos prejuicios.

Casi para finalizar, los de Café Tacuba no se podían ir sin Eres, la canción de amor que todas creemos que alguien debe escuchar pensando en nosotras.

Rubén Albarrán, Meme del Real, Joselo Rangel y Quique Rangel, se despiden como toda banda y vuelven a regresar.

Sigue el baile pero sólo por un ratito. Sin embargo, el concierto ha sido suficiente para comenzar un fin de semana ¡Ah! la juventud a la que la edad le tiene sin cuidado. Es un tiempo donde todos son bienvenidos. Vientos, Café Tacuba.